La angioplastia es un procedimiento que se usa para abrir las arterias coronarias bloqueadas causadas por una enfermedad de las arterias coronarias. Restaura el flujo de sangre al músculo cardíaco sin cirugía a corazón abierto. La angioplastia se puede realizar en una situación de emergencia, como un ataque al corazón. O se puede realizar como una cirugía electiva si su proveedor de atención médica sospecha firmemente que tiene una enfermedad cardíaca. La angioplastia también se llama intervención coronaria percutánea (ICP).

Para la angioplastia, se coloca un tubo largo y delgado (catéter) en un vaso sanguíneo y se guía hasta la arteria coronaria bloqueada. El catéter tiene un pequeño globo en la punta. Una vez que el catéter está colocado, el globo se infla en el área estrecha de la arteria del corazón. Esto presiona la placa o el coágulo de sangre contra los lados de la arteria, dejando más espacio para el flujo de sangre.