El cateterismo cardíaco es un procedimiento en el que se guía un tubo delgado y flexible (catéter) a través de un vaso sanguíneo hasta el corazón para diagnosticar o tratar ciertas afecciones cardíacas, como arterias obstruidas o latidos cardíacos irregulares. El cateterismo cardíaco brinda a los médicos información importante sobre el músculo cardíaco, las válvulas cardíacas y los vasos sanguíneos del corazón.

Durante el cateterismo cardíaco, los médicos pueden realizar diferentes pruebas cardíacas, administrar tratamientos o extraer un trozo de tejido cardíaco para examinarlo. Algunos tratamientos de enfermedades cardíacas, como la angioplastia coronaria y la colocación de stents coronarios, se realizan mediante cateterismo cardíaco.

Por lo general, el paciente estará despierto durante el cateterismo cardíaco pero se le administrarán medicamentos para ayudarlo a relajarse. El tiempo de recuperación de un cateterismo cardíaco es rápido y el riesgo de complicaciones es bajo.