La tomografía computarizada es un tipo de prueba de imagen. Utiliza rayos X y tecnología informática para crear imágenes detalladas de los órganos y estructuras dentro del tórax del paciente. Estas imágenes son más detalladas que las radiografías normales. Pueden dar más información sobre lesiones o enfermedades de los órganos torácicos.

En una tomografía computarizada, un haz de rayos X se mueve en círculos alrededor del cuerpo del paciente. Toma muchas imágenes, llamadas cortes, de los pulmones y del interior del tórax. Una computadora procesa estas imágenes y las muestra en un monitor.

Durante la prueba, el paciente puede recibir un medio de contraste. Esto hará que las partes del cuerpo del paciente se vean mejor en la imagen.

Otros procedimientos relacionados que se pueden utilizar para diagnosticar problemas de los pulmones y las vías respiratorias son la broncoscopia, la broncografía, la fluoroscopia de tórax, la radiografía de tórax, la ecografía de tórax, la biopsia pulmonar, la gammagrafía pulmonar, la mediastinoscopia, la oximetría, la medición del flujo máximo, la tomografía por emisión de positrones ( PET), biopsia pleural, angiograma pulmonar, pruebas de función pulmonar, radiografía de senos paranasales y toracocentesis.